Teatro Lara (Madrid)

Una de las ultimas webs corporativas que me encargaron antes de que Flash muriese a manos del iPhone…
No me he fijado, pero si no son muy tontos, la deben haber cambiado por una web en HTML (que era lo que en su día recomendé) 2 semanas después de tenerla terminada.