Pans & Company

Un minisite jodidamente espantoso, en el que la gracia principal estaba en que se podía (y se puede) tocar el piano con el teclado (algo posible pero en la práctica, poco recomendable) y grabar las melodías.
El premio del concurso lo ganó mi Hermana… y nunca jamas se lo mandaron!!