Firstnorth

Un banner, de los que he hecho millones.
La gracia de estas piezas, es que tenían (y tienen) que pesar menos de 40 KB (cuando un documento “vacío” hecho en flash, solo con una tipografía cargada, ya pesa unos 30)
Algún día estas animaciones paridas de la optimización llevada al extremo serán consideradas “arte digital”.